Educación sexual Integral

 

 

A partir de la distribución, durante el año 2010 de los cuadernos  de Educación Sexual Integral para todos los niveles educativos, el Ministerio de Educación de la Nación, promueve y acompaña el proceso de implementación de la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral en todas las escuelas del país. Abriendo así un nuevo interrogante para las familias, y un paradigma diferente en la manera de enfocar la temática en los docentes y profesionales de la salud que trabajan en el área de educación con personas discapacitadas.

 

Surgen diversos interrogantes

Desde el campo de la psicología, la pregunta es ¿si se debiera  educar la sexualidad?

Desde la pedagogía ¿quienes y cómo se debe brindar educación sexual?

Desde las familias ¿aceptar o no que su hijo/a reciba información fuera del ámbito del hogar?

 

La realidad es que los interrogantes referidos a las manifestaciones sexuales de las personas con discapacidad han existido siempre, “lo actual” hace que tengamos que confrontarnos con el tema y, tomar posiciones y elaborar programas de educación de la sexualidad integralmente , que acompañen de manera armoniosa el desarrollo psico-sexual de las personas con discapacidad.

 

¿Cómo hacerlo en una Institución Educativa, dónde nos encontramos con personas con discapacidad intelectual de diferentes niveles de desarrollo de habilidades cognitivas,  con edades diversas, y con enfermedades y síndromes que caracterizan su conducta volitiva, y por otro lado y fundamental  teniendo en cuenta sus emociones?

 

Todo un desafío, que en muchos Centros de día, Hogares, Escuelas Especiales, Centros terapéuticos y diferentes comunidades educativas  han comenzado a transitar.

 

La primer pregunta es ¿Cómo comenzar a implementar Educación Sexual Integral?, y la respuesta se puede escuchar en los mismos ámbitos donde surge el interrogante.Cuando  se reúnen los diferentes equipos de trabajo, o citan a una pareja de padres para conversar respecto de que su hijo/a está manifestándose de tal o cual manera en torno a la sexualidad, podemos dar cuenta que el pivot para iniciar el proyecto educativo referido a  cuestiones de la sexualidad es desde la familia.

 

Debemos entonces acordar con  el inicio de programas de educación de la sexualidad.

Están los lineamientos básicos de contenidos dentro de los cuadernillos del Programa Nacional de Educación Sexual Integral que acuerdan con la ley de educación sexual y acompañanan  los Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral, aprobados en el Consejo Federal de Educación por resolución 45/08, el 28 de mayo de 2008.

 

Ahora nos toca a nosotros buscar la manera de implementarlos responsablemente con la colaboración de las familias, fundamentales actores en éste proceso educativo.

Es posible entonces iniciar el proyecto educativo  con encuentros con las familias para esclarecer que el brindar información referida a la sexualidad, va a colaborar en el desarrollo cognitivo y afectivo, y en las situaciones que rodean a la sexualidad: el amor, los cambios físicos, los cambios conductuales en las diferentes edades de la vida, las situaciones medicas que involucran el proceso de crecimiento de una persona y sus etapas, niñez, adolescencia, adultez, vejez que conlleva a la consulta medica como es ir al ginecólogo, al urólogo  y los problemas relacionados con la sexualidad, abusos, embarazos no deseados, enfermedades.

 

Las personas con discapacidad atraviesan los procesos evolutivos biológicos que tienen todas las personas y que no teniendo la capacidad para comprender que le está sucediendo a su cuerpo, por tener disminuidas sus facultades cognitivas, por ejemplo, va a presentar cambios en sus hormonas que harán que su conducta cambie. Si es una mujer de 48 años, su ciclo menstrual va a variar, y sus emociones se verán afectadas por los cambios hormonales, lo que conllevará a un cambio en su conducta, y dependiendo de su capacidad cognitiva podremos brindar una explicación de lo que le está sucediendo y acompañar a la familia en éste proceso evolutivo.

 

Poder trabajar sobre nuestros propios prejuicios, analizándolos y debatiendo con las familias en encuentros cuya modalidad sea la de un taller para poder intercambiar ideas, pensamientos, mitos, fantasías que rodean a la sexualidad de las personas con discapacidad y así  tener en cuenta cuestiones culturales de cada grupo, será de gran utilidad para poder abordar la temática teniendo en cuenta las culturas, las creencias religiosas y los valores morales de los diversos grupos etáreos

.

Respecto de los contenidos temáticos que debemos abordar, vamos a mencionar algunos de ellos:

 

Ø      La Identificación y valoración de las diferencias físicas de las personas

Ø  La identificación de todas las partes externas del cuerpo humano y algunas de sus características.

Ø      Utilización de vocabulario correcto para nombrar los órganos genitales.

Ø   La identificación y valoración de las diferencias entre mujeres y varones y las que devienen del crecimiento.

Ø      La promoción de conocimientos básicos del proceso de gestación y nacimiento,

Ø      El reconocimiento del cuerpo humano como totalidad con necesidades de afecto, cuidado y valoración

Ø      El reconocimiento del propio cuerpo y de las distintas partes y los caracteres sexuales de mujeres y varones con sus cambios a lo largo de la vida

Ø      El cuidado de la salud y la prevención de enfermedades. El conocimiento de diversos aspectos de la atención de la salud sexual y reproductiva y el reconocimiento de la importancia de la prevención de enfermedades sexuales

Ø      La construcción de habilidades para expresar la defensa de su integridad personal biopsíquica y espiritual

Ø      El desarrollo de actividades corporales y actividades motrices compartidas entre niños o niñas, enfatizando el respeto, el cuidado por uno/a mismo/a y por el/la otro/a y la aceptación y valoración de la diversidad

Ø      La reflexión acerca de los modelos corporales presentes en los medios de comunicación, en la publicidad y en el deporte espectáculo

Ø      La valoración del cuerpo humano como instrumento de expresión vocal, gestual, del movimiento, etc.,sin prejuicios que deriven de las diferencias entre mujeres y varones

Ø      La construcción de la progresiva autonomía y autovaloración respecto de las posibilidades de expresarse.

 

 

María Marta Castro Martín

Sexóloga Educativa

info@estimulosadecuados.com.ar

 

Jornada

 

Curso intensivo

 

Talleres con adolescentes y jóvenes

 

Curso presencial

 

Curso on-line

 

Curso en su institución

 

 

 

 

INICIO ESTIMULACIÓN ADECUADA