Jornadas Nacionales

Salud Sexual en Discapacidad

Buenos Aires, 24 y 25 de Septiembre de 2010

 

La sexualidad y la discapacidad

Derribando mitos

 

En nuestra cultura, la sexualidad es un tema que a veces resulta difícil de abordar. A la mayoría de las personas, hablar en público de estos temas nos provoca vergüenza y nos da un poco de temor por lo que los demás puedan pensar o decir. Y en general es a través de bromas o chistes que hacemos referencia a algunas cuestiones en torno a la sexualidad

Tenemos que promover un cambio en los modos de abordar la sexualidad del presente, enmarcándola en un contexto que MIRE las experiencias sociales del pasado para comprender la expresión de la sexualidad actual teniendo una actitud flexible, comprensiva y positiva.

El conocimiento de la diversidad entre los seres humanos, en relación con los modos de vida, sus creencias, intereses y particularidades culturales y étnicas permite tomar una postura  respetuosa frente a las costumbres y usos de cada pueblo y en todo caso de cada grupo familiar, de modo tal que valorando lo propio estimemos otras ideas. El conocimiento de otras posturas ante la expresión de la sexualidad nos enriquece como miembros de una sociedad que va forjando su cultura y nos constituye como miembros activos de la misma

Hoy día muchas personas siguen pensando que las personas con limitaciones físicas, sensoriales o intelectuales no están interesadas en tener pareja o tener vida sexual, e incluso que estarían incapacitados para ello. Pero esto es un mito que ha existido en nuestra sociedad durante siglos y que se debe erradicar. Se trata de personas como todas, que buscan una pareja, se enamoran, desean tener hijos o simplemente compartir la vida con alguien más, y negar esta realidad puede tener efectos negativos en su desarrollo.

A veces, en el mejor de los casos la sexualidad de una persona discapacitada provoca curiosidad y hay personas que se preguntan

-¿tienen sexualidad?

-Pueden?

-ah… no sabía…   dicen muchos

La cuestión de la sexualidad de las personas discapacitadas produce preocupación, incertidumbre en personas no discapacitadas y el ejercicio del derecho a vivir su sexualidad es una dificultad para los demás, sobre todo para la familia de la persona con discapacidad, quienes suelen manifestar temores , sobretodo que se relacione con un posible abusador . A veces el sentimiento es de “que es probable que sea una persona aprovechadora o abusadora”

Tomo el siguiente concepto referido a la sexualidad

 “la sexualidad es una parte integral de la personalidad de todo ser humano y su desarrollo pleno depende de la satisfacción de las necesidades humanas básicas como el deseo de contacto, intimidad, expresión emocional, placer, ternura y amor

Por lo que es importante “escuchar” usos, costumbres y valores de cada contexto en el que  nos encontremos, para llegar a acuerdos en lo que es vivir una sexualidad plena y saludable, e ir derribando mitos o falsas creencias sobre la sexualidad y discapacidad.

En cada región de nuestro país  uno puede dar cuenta de cómo piensa y siente cada población particular respecto de su usos, costumbres, e ideas relacionados a temas como la iniciación sexual, la masturbación, la homosexualidad, los noviazgos de personas con discapacidad intelectual, las relaciones amorosas entre personas con y sin discapacidad, la expresión de la sexualidad infantil por medio de juegos, etc.

Y al conversar suelen salir temas que ni ellos tenían conciencia que pensaban , y comienzan a considerar que si un grupo de mujeres se divierten en una reunión de venta de juguetes sexuales, por qué sería malo que una persona con discapacidad intelectual profunda se masturbe rozando su entrepierna contra la pata de una mesa. O pueden cuestionarse y entender que si un varón adolescente de 15 años es natural que se  masturbe por qué no tendría la misma necesidad un adolescente con déficit intelectual, o con problemas motrices.

O por qué si una persona convencional necesita de las abuelas, la madrina y las tías para ayudarla con el cuidado de un bebé, no lo necesitaría de la misma manera una persona con limitaciones físicas o intelectuales leves.

Y surgen nuevos pensamientos e ideas. Y un interrogante

 ¿Es posible que en la vida real funcione el cuento de  “La bella y la bestia”?

Son pocas las personas que pueden dejar de lado el atractivo físico Muchas personas no pueden soportar un diente torcido, una calvicie, un lunar, otros son más flexibles, otros valoran otras cosas como los valores personales, la independencia, la protección por encima de ciertos atributos. La naturaleza del cortejo y selección de pareja ha sido diseñada para escoger lo vistoso, lo bueno, lo agradable, lo saludable y descartar lo limitado, lo enfermo, lo incompleto. Las personas con  discapacidades  suplen la desaprobación social a la que constantemente son sometidos con otras herramientas: buen humor, estudios, apego a la espiritualidad, lectura. Un mecanismo descrito por Freud y definido como compensación.

Ciertamente la apariencia física es importante en el proceso de encontrar pareja, de seducir, es fundamental en la manera en que nos percibimos y en la manera en que los otros nos perciben.

Una persona con discapacidad se pregunta

¿Es posible pasar por encima de mi discapacidad y acceder a una vida emocional plena con una pareja?

Este año en donde celebramos el bicentenario de la patria con diferentes actos y festejos que se iniciaron el 25 de mayo del corriente año y aún se sigue conmemorando con diferentes actividades, podemos realizar un recorrido histórico alrededor de las costumbres de cada época en relación a la sexualidad para poder entender en que lugar nos encontramos hoy y cómo fue ese camino.

Actualmente existen los Lineamientos Curriculares para la Educación Sexual Integral, aprobados en el Consejo Federal de Educación por resolución 45/08, el 28 de mayo de 2008, esto era impensado en el 28 de mayo de 1810.

 

La sexualidad es un fenómeno pluri dimensional que varía de una cultura a otra y en el contexto socio-histórico en que se desarrolle. Aun cuando los apuntes históricos sobre sexualidad datan de más de cinco mil años, los datos disponibles son escasos. Durante la prehistoria, el hombre de manera similar a los animales, llevaba una vida sexual regulada por los períodos de acoplamiento. Con el advenimiento de la agricultura y ganadería, práctica económica que motivó el surgimiento de la propiedad privada  la monogamia tenía como finalidad asegurar el patrimonio familiar, condición que define la familia patriarcal

 

Cuestiones de la sexualidad marcaron nuestra historia para siempre.

 

En 1536 registramos el primer enfermo de sífilis, Pedro de Mendoza llega a nuestras tierras portando un grado avanzado de la enfermedad

El primer casamiento se registra en 1611, Francisco Gerey y Francisca Rodríguez en la iglesia Mayor

El día 31 de agosto se celebra el día mundial de las parteras o matronas, y las primeras datan del año 1790

El 20 de julio de 1804 Mariquita Sánchez y Martín Thompson ganaron su juicio de disenso contra sus padres para poder casarse   y el virrey Sobremonte falló siguiendo los nuevos vientos que soplaban en la sociedad y dio su permiso para la boda. Mariquita estaba enamorada desde sus 15años

¿Por qué en la  elite virreinal se creía que el amor era escandaloso y depravado? Los casamientos eran arreglados por los padres para poder tener una continuidad en el patrimonio económico de las familias. No había lugar para el amor.

Actualmente avanzamos  y asistimos a casamientos de personas del mismo sexo.

Los primeros casamientos gay en el país se realizaron el 30 de julio del 2010, en una dependencia del Registro Civil santiagueño, en el límite con Catamarca y aquí en Buenos Aires. Y en Córdoba en el pueblo de Pilar una pareja de hombres hicieron lo mismo siendo la noticia del los lugareños, quienes conocían la historia de amor aunque era vivida en secreto.

Y si hablamos de violencia sexual y abuso, encontramos en la historia  en el siglo XIX a Las cautivas.  Se enfrentaban dos grupos los blancos colonizadores  que quería ampliar sus fronteras y los indígenas, dueños de las tierras.

De entre tantas víctimas, hubo una que dejó en los enfrentamientos mucho más que la vida: la mujer.

Ella ha sido a lo largo de la historia botín de guerra, y en las luchas de fronteras, perteneciera a uno u otro bando, fue la gran perdedora. Raptada por el vencedor dejaba atrás sus afectos, su dignidad, sus patrones culturales.
Fue víctima la india, la china sometida por soldados y, la cristiana que era llevada a la toldería, alejada de toda esperanza.
Cientos de familias, sin diferencia de clases, perdieron madres, hijas, hermanas. Desde la india hasta una señora de la sociedad que eventualmente viajaba de un punto al otro por la Pampa, fueron arrastradas por un desconocido que pasaba a ser su dueño

 

Y actualmente, ¿cuántos  casos escuchamos de “niñas, adolescentes y mujeres” que son traídas engañadas de sus pueblos de origen  con promesas de trabajo digno?

 

Respecto a la sexualidad el siglo pasado se abrió con las aportaciones de Freud respecto a las distintas fases de la sexualidad, sus aportes respecto de la sexualidad infantil, y se  cerró con la problemática del SIDA.

En éste nuevo siglo, quizá sea el tiempo de escuchar la sexualidad de personas con discapacidad. Vivida muchas veces en silencio, rodeada de interrogantes y angustias, convirtiéndose de ésta manera en un riesgo para el desarrollo, ya que se aumentan las diferencias y muchas veces se convierte en un factor que dificulta la vinculación social generando así una dificultad más para el desarrollo de habilidades  emocionales.

En nuestro país Argentina tenemos los datos que aportaron la Encuesta Nacional de Personas con Discapacidad 2002-2003 -Complementaria del Censo 2001. Sabemos que el 7,1%de habitantes posee alguna discapacidad

 

Existen las siguientes discapacidades más recurrentes

·         Motrices 39,5%(con predominio de afectación de las piernas en un porcentaje del 61,6%)

·         Visuales 22%

·         Auditivas 18%

·         Mentales 15,1%

 

Hay personas severamente discapacitadas, dotadas al mismo tiempo de encanto y de capacidad de seducción que no tienen ninguna dificultad para relacionarse socialmente y establecer lazos afectivos y lazos eróticos. Aunque el común de las personas discapacitadas encuentra alguna dificultad  para relacionarse socialmente. Si a muchos jóvenes les cuesta algo o mucho romper su timidez y acercarse a los demás, los que tienen alguna discapacidad importante y tienen su autoestima baja, encuentran un conflicto añadido. Los jóvenes discapacitados tienen los mismos deseos como nosotros de experimentar el relacionarse con “otro” desde el punto de vista del amor de pareja. Si sus estrategias de conquista son efectivas  comienzan a sentirse mejor consigo mismo y pueden resolver mas adecuadamente cuestiones relacionadas al amor, a la pareja y al ejercicio de su sexualidad

Casi nunca se plantea si chicos y chicas disfrutan o no de sus relaciones eróticas. En cambio, sobre otra cuestión no hay dudas. Todo parece girar en torno a si se producen embarazos no deseados o si se contagian de ETS o SIDA y sobre cómo evitarlo.  Deberíamos tener en cuenta que si una persona sabe disfrutar va a evitar “problemas y dificultades”, incluyendo embarazos y contagio de enfermedades de transmisión sexual , y que, por otra parte, saber cuidarse no disfrutar del encuentro íntimo. La construcción de nuestro SER SEXUAL implica procesos trascendentales como la construcción de la identidad de género o las relaciones afectivas en el ámbito de nuestra cultura. No podemos olvidar que si bien la sexualidad humana está íntimamente ligada a lo privado, también está regulada social y culturalmente.

Aprender a ser felices es un reto permanente del ser humano y poder ejercer de manera saludable nuestra sexualidad contribuye, de una manera importante, a lograr esa felicidad.

Y tener hijos?

¿Cómo afecta la discapacidad al embarazo y el parto? ¿Y al revés: la gestación y el parto a la mujer discapacitada? ¿ Será capaz una mujer discapacitada de cuidar a su hijo?

Con frecuencia las personas discapacitadas no les es fácil acudir a un consultorio, y es posible que los responsables de planificación familiar no estén al tanto de sus necesidades de salud reproductiva.

Muchos discapacitados pueden tener hijos y, como las personas sanas, es posible que deseen usar la anticoncepción temporalmente. Otros tal vez deseen un método anticonceptivo permanente o de acción prolongada, ya que tener y criar hijos puede resultarles difícil. Quizás algunos prefieran un método permanente si sufren de una condición genética que podrían heredar sus hijos. Por ejemplo, cada vez hay más pruebas de que factores genéticos desempeñan una función en el desarrollo de la esclerosis múltiple, enfermedad neurológica que produce parálisis, temblor y trastornos del lenguaje, y a menudo se diagnostica cuando la persona está en edad de procrear

Los responsables de brindar información y asesoramiento relativos a la anticoncepción, deben tener en cuenta cuestiones médicas relacionadas con diversas discapacidades físicas. Las opciones anticonceptivas dependerán de factores como la condición física, la destreza manual, las posibles interacciones farmacológicas con otros medicamentos que la persona esté tomando, si la persona está deprimida, y cualquier problema  relacionado a cuestiones genitales

 

Algunos ejemplos

Lesión Medular y Espina Bífida

La producción de semen está regulada hormonalmente por vía sanguínea por lo que en realidad no existe un deterioro directo en la fertilidad producido por la lesión medular o espina bífida.

Sin embargo, si es cierto que en muchos casos existen factores indirectos que pueden dificultar la fecundación. La alteración en la expulsión del semen así como las frecuentes infecciones urinarias, son dos de los más importantes.

La afectación del Lesionado Medular o Espina Bífida es diferente en cada lesionado, por lo que la alteración en la emisión puede darse de diferentes formas, afectando más o menos a las posibilidades de fecundación.

Algunas de las combinaciones posibles son:

*                          No se produce la erección pero si la eyaculación.

*                          Se produce erección pero no eyaculación.

*                          Hay posibilidad de alcanzar el orgasmo pero no de eyacular.

*                          Si se eyacula pero no hay sensación subjetiva de orgasmo.

*                          Se produce eyaculación retrógrada, es decir, existe la emisión de semen pero al interior de la vejiga urinaria, no expulsándose al exterior. Esto se debe a la coordinación deficiente entre los esfínteres como resultado de la lesión.

Las técnicas de inseminación han evolucionado de forma asombrosa aunque en muchos casos estas son costosas y no se puede garantizar el resultado. No obstante, la realidad es que las clínicas de fertilidad aseguran que las posibilidades del éxito de estas intervenciones son las mismas independientemente de tener algún tipo de LM o EB.

Cada una de estas situaciones comporta un tratamiento diferente, pero en última instancia es en la unidad de urodinámica donde se debe estudiar cada caso y asesorar al paciente sobre las posibilidades reales de lograr un embarazo.

En el caso de la mujer, no hay ningún tipo de trastorno de infertilidad asociado a la lesión medular o Espina Bífida. Siempre que ésta tenga un ciclo menstrual normal, no tiene porque existir dificultar, aunque es imprescindible el seguimiento médico exhaustivo en el proceso de planificación, embarazo y parto.

 

¿Las personas con síndrome de Down pueden tener hijos?

Si bien se han producido raras excepciones, los hombres con síndrome de Down generalmente no pueden engendrar hijos. Una mujer con síndrome de Down tiene el 50 por ciento de probabilidades de concebir un niño con síndrome de Down, pero se suelen producir abortos espontáneos en muchos embarazos de fetos afectados.

 

Las personas sordas

La Confederación Nacional de Sordos de España y otras asociaciones y comunidades con las mismas características han planteado que les resulta mejor relacionarse con las personas que no oyen o que saben el lenguaje de los sordos, que con la gente común. Por lo tanto, consideran una bendición el nacimiento de un bebé sordo, ya que se integrará perfectamente a su comunidad y disfrutará de los mismos placeres que ellos.

 

Para finalizar

Recordemos los derechos sexuales Universales (Declaración aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología, WAS, el 26 de agosto de 1999, en el 14º Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong), en especial el que establece El Derecho a Hacer Opciones Reproductivas, Libres y Responsables: Esto abarca el Derecho para decidir sobre tener niños o no, el número y el tiempo entre cada uno, y el derecho al acceso a los métodos de regulación de la fertilidad,  y el que establece El Derecho a la Equidad Sexual: Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o invalidez física o emocional.

 

Trabajo presentado por

Prof. María Marta Castro Martín

Sexóloga educativa

Especialista en Estimulación Temprana y Adecuada.

Educadora Sexual. Acreditada como Sexóloga Educativa por la Federación Sexológica Argentina.

Post. Grado en Educación Sexual en Discapacidad.

Colaboradora de la publicación El Cisne

Trabajando con personas con discapacidad a nivel individual- institucional y familiar desde el año 1980 a la actualidad

Ha sido invitada a diferentes centros académicos tanto nacionales, como internacionales y asimismo ha presentado numerosos trabajos referidos al tema discapacidad.

 

Curso de capacitación on-line

 

info@estimulosadecuados.com.ar

 

 “SEXUALIDAD EN NIÑOS Y ADOLESCENTES CON CAPACIDADES ESPECIALES"

 

Jornada Para instituciones

 

info@estimulosadecuados.com.ar