EL ROL DE LOS ABUELOS

 

Cuando llegan los nietos se vive un momento de gran alegría  pero a la vez se produce una enorme conmoción y los abuelos deben buscar cuál es su lugar.

Si bien todos queremos que reine la paz, no debemos desconocer que es posible que surjan tensiones entre los hijos y los padres, ahora convertidos en padres y abuelos respectivamente.

También se plantean situaciones de “rivalidad” entre las dos parejas de abuelos.

Como profesionales vemos que estas tensiones pueden surgir aún en aquellos círculos familiares más unidos y próximos.

Es el momento de definir cuál es el rol que deben ocupar los abuelos. Es importante tener en cuenta que los hijos , ahora convertidos en padres son quiénes deben tomar  las decisiones para con sus propios hijos.

Así los abuelos verán que muchas veces sus deseos deben quedar de lado y  por sobre todo deberán tener en cuenta que es el momento en que aunque sus hijos suelten “amarras” igual seguirán siendo sus hijos.

Los abuelos disfrutan y padecen el doble a sus nietos. Los disfrutan en los buenos momentos, sintiendo una doble satisfacción , por ellos y por sus padres, y en los momentos tristes como puede ser una enfermedad , los padecen  por partida doble , por un lado la preocupación que les genera el estado de salud de los nietos  y por el otro lado ver a sus hijos en situación de stress.

La función de los abuelos debe limitarse en este último caso a ayudarlos y acompañarlos, ellos también necesitan  la atención de sus padres.

Los abuelos deben respetar la decisión de los padres aun cuando no estén de acuerdo, salvo en casos  de riesgo. Los abuelos que adoptan esta posición, serán cada vez más bienvenidos al hogar de sus hijos.

La única manera en que los abuelos podrán hacer valer su opinión es ganándose la confianza de sus hijos estableciendo una relación afectuosa con los mismos Se debe tener en cuenta que muchas veces los hijos no quieren escuchar los consejos de los padres.

Sin embargo en situaciones de peligro los abuelos deben hablar sin dudarlo.

Ocurre que algunos abuelos no respetan a sus hijos en el rol de padres y también ocurre que algunos hijos piensan que es obligación de los abuelos abandonar su vida para cuidar a sus nietos cuando los padres tienen otros compromisos.

Es importante recordar que lo más importante para padres y abuelos es el bienestar de los niños

Como lo señalamos más arriba muchas veces se plantean rivalidades entre ambas parejas de abuelos. Hasta cierto punto es “normal” esta reacción de celos. Puede ser que una cuestión de proximidad física haga que unos abuelos estén más presentes que los otros o que dispongan de más dinero para agasajarlos.

Lo importante en estos casos es saber reconocer estas reacciones y no dejarse invadir por las mismas. Una buena estrategia es establecer puentes entre ambas parejas de abuelos ,puntos de encuentro o ponerse de acuerdo a la hora de comprar un regalo por ejemplo

Los abuelos son quienes transmiten la historia y la tradición de la familia y deben funcionar como ejemplo  . Es importante no asumir una actitud defensiva.

Los abuelos tienen la ventaja de poder recibir el amor de sus nietos sin tener los deberes paternales

Los nietos resultan ser acompañantes de un valor incalculable y permiten a los abuelos seguir sintiéndose activos y útiles. Disfrutan de sus narraciones, indagan sobre la infancia de sus propios padres, les interesa conocer de toda la familia, en una palabra los abuelos les ayudan a construir su  historia y a aumentar sus conocimientos.

Cómo ser un buen abuelo

Uno de los factores que más inciden en el tipo de relación que se establece entre abuelos y nietos es la situación geográfica  y la relación que la pareja mantiene con sus propios padres.

Se han llevado a cabo numerosas investigaciones atendiendo a estos dos factores y se ha llegado a la conclusión que la relación ideal entre nietos y abuelos se produce cuando el contacto entre ellos es regular, y cuando los abuelos son exitosos en desempeñar su propio rol sin ejercer el de padres.

Otra cuestión que se ha estudiado es que los niños suelen tener una mejor relación con sus abuelos maternos debido a que es común que la  madre mantenga una relación más estrecha con sus padres y ponga más empeño en  intensificar los contactos familiares

Los abuelos contribuyen a reducir la distancia afectiva entre generaciones facilitando la integración de los miembros más jóvenes en el núcleo familiar. los abuelos sirvan de soporte emocional en momentos de crisis y por su posición imparcial, pueden hacer de puente cuando existen problemas entre padres e hijos.

Asimismo, y debido a que disponen de más tiempo para escuchar, es más fácil que establezcan una relación estrecha con sus nietos ganándose su confianza con mayor rapidez.

Los buenos abuelos deben tener siempre muy en cuenta que su papel no implica tener una segunda oportunidad para ser padres y que la última palabra en lo que se refiere a la educación de sus nietos la tienen sus padres.

No obstante lo cual , y con respecto a la educación de los nietos, aunque sea de una forma indirecta, el papel del abuelo es fundamental. Para los niños los abuelos son la  figura representativa de la unidad familiar y ello les hace sentirse seguros y, consecuentemente, estables emocionalmente. Además, a los ojos de sus nietos, el abuelo es un modelo de envejecimiento.

El abuelo tiene una situación privilegiada basada sobre una relación de confianza lo que permite que se conviertan en perfectos transmisores de los valores morales y que sean fácilmente asimilados 

Como lo señaláramos más arriba el abuelo es el historiador de las tradiciones familiares, los niños disfrutan cuando los oyen hablar sobre su juventud y esto los ayuda a llenar el vacío entre pasado y presente

Por último la función de "mimar" a los nietos va unida al hecho de ser abuelo y los estudios demuestran que no es malo si se tiene cuidado en no anular la influencia de los padres. Mimar a los nietos hace que ellos aprecien la existencia de un amor incondicional que, con el tiempo, les genera bienestar y confianza en sí mismos.

 

"Cuando el abuelo dice "en mi tiempo" a veces olvida que también lo es el día que señala el calendario. Ante el abuelo, el nieto hace la experiencia inmediata de la historia. Asiste a la variación mínima y accesible de unos cuantos decenios.
Si lo percibiera adecuadamente, recibiría un enriquecimiento que le permitiría comprender nada menos que la historicidad de la vida humana, que va a condicionar la suya. Y todavía hay algo más. Hay abuelo y abuela, varón y mujer. Presentan ante los ojos del nieto y la nieta dos formas de instalación sexuada, de vida humana personal, fácilmente comprensibles, pero que no son iguales a las de sus padres ni a las que van a realizar ellos mismos después.
Veo en la persistencia de los abuelos, que no se deciden a morir demasiado pronto, una posibilidad para los nietos, con la única condición de que tengan la generosidad de aprovecharla.”

Abuelos y Nietos Por Julián Marías, de la Real Academia Española
Publicado en el diario ABC de Madrid, el 17 de diciembre de 1998

 

Tipos de abuelos

- Cuidador: Es aquel abuelo que asume la responsabilidad de cuidar a sus nietos, es decir, que realiza las funciones de los padres gran parte del día.

- Compañero de juegos: Los abuelos que pertenecen a este grupo suelen utilizar un estilo relajado y no autoritario en la relación con sus nietos. Dejan la responsabilidad de educarlos a sus padres.

- Indiferente: Es aquel abuelo que se comporta de forma autoritaria y distante. No suele ver a sus nietos de forma frecuente.

- Árbitro: Este tipo de abuelos tienen como prioridad conservar la continuidad de la familia ayudando en épocas de conflicto.

- Permisivo: Es aquel abuelo que se preocupa de hacer lo moralmente correcto con sus nietos pero manteniendo la prerrogativa de mimarlos y ser indulgente.

ALGUNAS NORMAS A TENER EN CUENTA

1.Escuche las inquietudes y aconséjelos en caso de que se lo pidan. Sólo la presencia física en esos primeros días es un regalo muy grande

2.Evite comparaciones: Mi hijo  dormía boca abajo toda la noche. Al comparar, el mensaje que se puede recibir es, “no lo estoy haciendo bien”. En cambio, no deje de animarlos de que están haciendo una buena labor.

3.Respete los sentimientos y las reglas de los nuevos padres. Es preferible que se hable con honestidad si hay diferencias. Lleguen a un acuerdo entre lo que los padres desean y de lo que los abuelos quieran opinar respecto a su nieto

4.Lo que necesitan, tanto los abuelos como el nieto, es tener un espacio para darse tiempo y dedicación. Por ejemplo, cantarle canciones de cuna, compartir historias, leer un cuento, escuchar música mientras se pasea, aunque apenas tenga unas semanas de nacido.

5.Por último Lo que necesitan, tanto los abuelos como el nieto, es tener un espacio para darse tiempo y dedicación. Por ejemplo, cantarle canciones de cuna, compartir historias, leer un cuento, escuchar música mientras se pasea, aunque apenas tenga unas semanas de nacido. den amor y mucho cariño. Muy probablemente cuando estaban criando a sus propios hijos no pudieron ofrecerles el tiempo que hubiesen querido.

RECUERDE

Estar con los nietos es una forma de renovarse personalmente, es tener más participación en la familia y  por ende , sentirse más joven y actualizado

Las generaciones de padres e hijos son diferentes, por lo tanto lo son también los criterios educativos

Los abuelos no están para educar sino para dar cariño

Es ideal que haya un acuerdo entre padres e hijos si es que los nietos van a permanecer algún tiempo con los abuelos

Debe existir entre ambos una relación libre de celos que respete las exigencias y los hábitos del otro.  

 

Dra. Marta Susana Martín          

 

INICIO TEMAS DE INTERÉS